La compañía propietaria de la marca Playstation se anota otro tanto en su marcador particular al declarar por boca de su presidente su intención de continuar con el camino emprendido tras el lanzamiento de Ps3 y Psp que permite a los usuarios de todo el mundo adquirir software y hardware en cualquier parte.

Es por eso que en la actual generación de consolas de Sony y gracias a la importación podemos disfrutar de lanzamientos reservados unicamente a otros mercados  lo que proporciona al jugador un catálogo global de títulos inmenso aunque siempre existe el el inconveniente que supone el idioma y otras veces es la única oportunidad que nos queda si queremos conseguir un título concreto en formato físico.

De este modo cualquier jugador que no desee esperar hasta el próximo año podrá importar la consola y sus juegos de lanzamiento que Sony pondrá a la venta dentro de dos meses con dos modelos distintos.