El sensor de movimiento de Xbox 360 que Microsoft ha implementado en numerosos videojuegos, tiene cada vez más utilidades y es que la compañía Toyota ha creado un prototipo electrico que utiliza la tecnología Kinect para facilitar la conducción, abriendo las puertas automaticamente y reconociendo al usuario.

Os dejamos con un vídeo de este nuevo invento cuyas posibilidades aun están por descubrir: