Tras los hechos ocurridos esta primavera y la brecha en la seguridad que sufrió Playstation Network víctima de un ataque externo la compañía confesó finalmente que los datos personales de los usuarios corrían serio peligro de ser sustraidos o utilizados y aunque una de las consecuencias, la perdida de millones de dolares por el ataque se puede cuantificar otras como la confianza de los usuarios no y parece que Sony ha querido demostrar que lucha con fuerza por devolver a los jugadores su verdadero rol, el de protagonistas absolutos.

La campaña de promoción Long Live Play muestra un anuncio donde los héroes y villanos de algunos de los videojuegos más famosos no necesariamente exclusivos de Sony se reunen en un bar en mitad de la noche. Desde Cole McGrath, protagonista de Infamous y su secuela a las Quimeras y los soldados de Resistance 3 pasando por otras escenas como la partida de ajedrez que disputan el payado protagonista del Twisted Metal y un simpático Sackboy de Little Big Planet.

Todos han sido interpretados atendiendo a su gran parecido físico, desde el Nathan Drake (protagonista de la saga Uncharted) a un anciano que los observa a todos ellos desde una esquina, ataviado con el octo traje y que responde al nombre de Solid Snake,  sin olvidar las breves apariciones del asesino Ezio Auditore (Assassin´s Creed) o el ingeniero Isaac Clarke (Dead Space) entre otros. La fotografía que aparece al final es la de un jugador real seleccionado a concurso por Sony pero todos nosotros podríamos estar en esa inmensa pared plagada de retratos.

Simplemente impresionante por los altos valores de producción en un spot que solo quiere decir «gracias por seguir con nosotros» o «no os perdais todo lo que está por llegar». Os dejamos con el anuncio: