Un simple golpecito es suficiente para destrozar un almacén gracias al efecto dominó.

Se trata del vídeo viral del momento y cuyo protagonista es responsable de arrasar su lugar de trabajo.Algunos de sus compañeros logran escapar a tiempo pero otros son sepultados.

Puestos a sacar conclusiones hay que decir que la velocidad de la carretilla elevadora debe ser muy superior a lo que se aprecia en las imágenes o bien la instalación del almacén muy deficiente.

Atentos al conductor de la carretilla elevadora que se acerca lenta pero inexorablemente a su destino final: