La ceremonia ha concluido con las palabras de un nervioso Hideo Kojima que ha ofrecido a los asistentes el último avance de su juego más esperado, que ha demostrado su asombroso potencial gráfico y su descarnada violencia y que por supuesto podeis ver a continuación: