Título: Yooka-Laylee. Género: Plataformas/Mundo Abierto. Plataformas: PS4, Xbox One, PC y Switch. Fecha de salida: 11 de abril de 2017/Junio de 2017.

Yooka-Laylee es un juego de plataformas de mundo abierto desarrollado por Playtonic Games, cuyos miembros han trabajado en títulos como Banjo-Kazooie y Donkey Kong Country. Con esas dos joyas en el currículo, no es de extrañar que estemos ante uno de los grandes del género.

Yooka el camaleón y la murciélago Laylee disfrutan del sol cuando un libro echa a volar y sus páginas se pierden por todo el mundo. Poco después descubrimos que todos los libros estan en peligro y nuestro deber será recuperarlos.

Nuestra misión será derrotar al malvado Capital B y su compinche el Dr. Quack en su intento de absorber todos los libros del mundo para convertirlos en dinero.

Y todo eso resolviendo puzles, recogiendo plumas, participando en un concurso de preguntas, montando en vagoneta, recogiendo páginas, atrapando fantasmas, participando en las divertidas recreativas de Rextro’s o compitiendo en carreras contra una nube.

Gráficos:

Yooka-Laylee ofrece un acabado visual notable, con especial énfasis en el diseño de localizaciones, las animaciones y los efectos de luz, muy conseguidos.

Un primer tiempo de carga nos asegura niveles rápidos y fluidos, con texturas de gran belleza y un diseño artístico que es, sin lugar a dudas, una de las señas de identidad del juego. Y es que Yooka-Laylee tiene una personalidad muy marcada y eso se nota también en los personajes secundarios. La paleta de colores está llena de tonos muy vivos.

Entre las sombras que alberga el juego, hemos detectado algunas ligeras ralentizaciones en momentos puntuales, objetos que se quedan congelados en el aire o leves problemas en los limites de cada decorado.

Sonido:

El juego carece de voces pero incluye textos en español (siempre en mayúsculas) con una fuente gigante. La banda sonora está muy trabajada, con melodías alegres que hacen compañía sin resultar memorables aunque tampoco pesadas. Es algo que no puede decirse de sus efectos sonoros. Al hablar, los personajes emiten una serie de gruñidos constantes, muy molestos, que nos distraen de la narración. Los mismos sonidos se repiten al saltar o golpear.

Controles:

Nosotros manejaremos a Yooka, que siempre lleva a Laylee sobre la cabeza. Podemos correr, nadar y saltar, hacernos una bola para subir por rampas resbaladizas, noquear enemigos con el sonar o planear con ayuda de nuestra amiga alada.

También podemos comer bayas y dispararlas después. Cada baya tiene distintas propiedades (podemos disparar fuego o lanzar bombas) que serán necesarias para  resolver determinadas situaciones. A la hora de apuntar, contaremos incluso con una cámara  en primera persona con mirilla incorporada.

Según vamos avanzando iremos desbloqueando nuevos movimientos en la tienda de nuestro amigo serpiente Trowzer. La cámara del juego, esencial en todo plataformas que se precie, suele funcionar bien, aunque nos puede dejar vendidos en algunos interiores o espacios cerrados.

Diversión y Duración:

Terminar la historia de Yooka-Laylee nos ha costado 32 horas, pero para completar el juego al 100% necesitaremos mucho mas tiempo. El juego se divide en cinco enormes mundos que podemos ir ampliando al recoger Pagies, las simpáticas páginas de un libro mágico, cuyo poder nos permitirá visitar toda clase de lugares.

Comenzaremos por La Colmena del Saber, la empresa que dirige Capital B y que conecta con los cinco mundos. Empezaremos por Trópico Tribalto (sin duda el mundo más bonito) y pasaremos al gélido Glaciar Brillantino, el soso Pantano Laberíntico, el original Casino Capital (conseguimos fichas que se cambian por Pagies) y por último la Galaxia Galeón.

Yooka-Laylee está marcado por su sentido del humor, que inunda los diálogos y las referencias al mundo de los videojuegos y a títulos concretos como Shovel Knight (a cuyo protagonista veremos) y que forman parte del encanto del juego.

Y es que en Yooka-Laylee siempre hay algo que hacer. Las primeras misiones secundarias funcionan a modo de tutorial, pero todas se caracterizan por su variedad y calidad. Tan pronto estamos montando en vagoneta como jugando en un casino, atrapando fantasmas o participando en toda clase de carreras.

No podemos olvidar la gran cantidad de coleccionables, desde escritores fantasma hasta páginas ocultas. Algunos desbloquean mini juegos y otros aumentan la salud, la barra de poder o nos dan acceso a nuevas habilidades. El título resulta muy adictivo y querremos explorar hasta el último rincón.

Descubrir los tótems dormidos será esencial para acceder a zonas secretas, así como encontrar las 1010 plumas que nos permitirán obtener todos los movimientos del juego. Las moléculas escondidas (una en cada mundo) desbloquean transformaciones sorprendentes, como ser una planta, un quitanieves, un grupo de pirañas, un helicóptero o un barco pirata.

Escondidas en cada mundo hay monedas especiales para usar en las recreativas de Rextro’s. Si batimos su récord personal conseguiremos valiosas Pagies, necesarias para ampliar mundos o desbloquear zonas. También tendremos que cumplir una serie de objetivos a lo largo del juego para desbloquear los 16 tónicos. Cada uno ofrece una ventaja (mas salud, saltos mas grandes) aunque por desgracia, solo podemos equipar uno.

Además del modo historia, desde el menú principal podemos acceder a al modo multijugador, una serie de minijuegos para un jugador y otros de 2 a 4 jugadores. Hay carreras con vista cenital, niveles donde recoger plumas, aplastar enemigos, evitar obstáculos o fases disparando enemigos en un clásico endless runner.

La diversión solo cesa al morir, ya que la dificultad se  dispara en el tramo final y siempre que morimos nos trasladan a la última puerta que hayamos atravesado, excepto cuando nos enfrentamos a los jefes. Además, no sirve de nada limpiar una zona de enemigos, porque volverán a salir cuando volvamos por allí. Otro punto negativo es la ausencia de un mapa, un error bastante grave en un juego de mundo abierto, que nos obliga a volver sobre nuestros pasos muchas veces. Y es que el diseño de los escenarios es muy laberíntico y para regresar a mundos ya visitados habrá que dar muchas vueltas.

Veredicto

Yooka-Laylee es un notable juego de plataformas con un gran sentido del humor y horas de diversión.

Lo Mejor:

+ La variedad de mundos y situaciones.

+ Gran acabado visual. Control muy accesible.

+ Su sentido del humor y las referencias a otros juegos.

+ Muy largo, lleno de secretos y coleccionables.

Lo Peor:

– La trama. Termina por hacerse repetitivo.

– Cuesta orientarse en un mundo abierto sin mapa.