Los creadores de Planet Of The Apes: The Last Frontier demandan a Fox Entertainment por no cumplir su contrato.

El estudio Snail Digital Technology ha interpuesto una demanda contra Fox Entertainment por incumplimiento de contrato y es que habían firmado  un  acuerdo para desarrollar un videojuego basado en la última película de la saga.

Fox entregó un adelanto al estudio de 2,5 millones de dolares y la promesa de ofrecer material del film y un porcentaje de los beneficios, pero tras recibir un primer borrador del guion, dejaron de enviar detalles, a pesar de las repetidas acciones del estudio. Cuando los ejecutivos de Fox vieron el resultado, quedaron muy decepcionados, pero no fueron capaces de sugerir ningún cambio.

Según Snail, por culpa de las acciones de Fox el juego no estuvo listo cuando se estrenó la última película (el pasado mes de julio) y eso hará que los beneficios sean mucho menores. La justicia tendrá que estudiar  el  caso aunque, no cabe duda de que el futuro del juego es incierto.

Planet Of The Apes: The Last Frontier es una película interactiva que nos permitirá encarnar a simios y humanos, tomando decisiones y afrontando las consecuencias. La jugabilidad está muy forzada y las primeras impresiones no han gustado mucho en la comunidad de jugadores.

Planet Of The Apes: The Last Frontier se pondrá a la venta este invierno en PS4, Xbox One y PC. Os dejamos con un extenso gameplay: