Muere Debbie Reynolds, madre de Carrie Fisher. La actriz ha fallecido un día después que su hija.

Todd Fisher, su hijo y hermano de Carrie ha dado la triste noticia. La tragedia se ha cebado con la familia y es que tras la repentina muerte de Carrie Fisher con 60 años (víctima de un infarto) Debbie Reynolds ha fallecido con 84 años en su casa de Los Angeles.

Al parecer, Debbie Reynolds sufrió un derrame cerebral en su casa mientras preparaba el funeral de su hija Carrie Fisher, la legendaria princesa Leia de Star Wars.

La veterana actriz participó en películas como Cantando bajo la lluvia, La conquista del oeste o In & Out. A pesar de haber tenido roces con su hija en el pasado, ambas habían enterrado el hacha de guerra y demostraban su amor en cada alfombra roja.