Dos nuevos juegos se suman a la retrocompatibilidad de Xbox One. Microsoft sigue ampliando el catálogo de juegos de Xbox 360 que podemos disfrutar en Xbox One.

Por un lado tenemos el RPG Divinity II: The Dragon Knight Saga, que incluye la remasterización de Ego Draconis y la expansión Flames of Vengeance. El segundo título es la aventura de piratas Assassin’s Creed IV: Black Flag.

Protagonizada por Edward Kenway (abuelo de Connor) es probablemente una de las mejores entregas de la saga, con sus espectaculares batallas navales. Podéis consultar su análisis aquí.

Microsoft afirma con orgullo que hay más de 400 juegos retrocompatibles, entre grandes producciones y títulos independientes. Os dejamos con el trailer de las dos nuevas incorporaciones: