P!nk interpreta el himno nacional de EE.UU en la Super Bowl. El presidente Trump había pedido a los deportistas que no se arrodillaran como protesta y por primera vez, le hicieron caso.

La artista llegó al evento acompañada de su hija Willow, con la que aparece en el videoclip de su nuevo sencillo, Wild Hearts Can’t Be Broken.

El regreso de P!nk a la escena musical no podría haber sido mejor y es que su último disco, Beautiful Trauma, ha sido un éxito de ventas gracias a temas como What About Us.

Beautiful Trauma ha logrado vender más de 408.000 copias en su primera semana a la venta, lo que la convierte en la cantante de mayor éxito comercial del año. Para que os hagáis una idea, Lady Gaga vendió 201.000 unidades de Joanne en los primeros siete días a la venta y Katy Perry 183.000 de Witness mientras que Miley Cyrus ha tenido un mal año (por cambiar radicalmente de estilo) y es que solo ha vendido 45.000 copias de Younger Now.

Os dejamos con la actuación de P!nk en la Super Bowl: